FANDOM


Ayame (彩女) es un personaje de la serie de videojuegos Tenchu.

Introducción Editar

Ayame, cuyo nombre significa "Chica colorida", (también es un juego de palabras, pues Ayame-ru, significa "matar" en japonés, en referencia a su profesión, que consiste en asesinar. Es un personaje jugable en todos los juegos de la saga Tenchu, excepto en Tenchu Z, para Xbox.

Estilo de lucha Editar

Ayame usa dos tantō(espada corta), y su estilo de lucha consiste en golpear y cortar al enemigo muchas veces en poco tiempo. Suele terminar derribando al enemigo con una patada, y su estilo de golpear presenta numerosas acrobacias. No tiene mucha fuerza física pero es muy habil, y más sigilosa que su compañero Rikimaru, por lo que normalmente no necesita luchar cara a cara, dado que tiene facilidad para realizar muertes sigilosas, como buena ninja. Aunque a la hora de luchar contra jefes finales, presenta más dificultades que su compañero, ya que los ataques de ella hacen menos daño al enemigo. De todos modos, Ayame es especialmente buena a la hora de terminar con jefes finales especialmente corpulentos, ya que ella es muy rápida y puede atacarles sin que ellos puedan si quiera defenderse.

Historia Editar

Podemos ver la historia de Ayame si seguimos la historia de los juegos en su orden cronológico:

Tenchu 2: Birth of the Stealth Assassins

Ayame tiene 14 años, y es la alumna más joven del maestro Azuma Shiunshai, lider de la secta Azuma Shinobi-ryu. Es una chica contestataria y rebelde, con cierto caracter alegre. Tras terminar el entrenamiento, su maestro le da el título de ninja. Acto seguido, le manda a una misión en la que debe matar al jefe de unos bandidos que están atemorizando un pueblo. Ayame replica "¿Bandidos? ¡Son muy sucios! ¿Alguna vez has olido alguno?", lo que molesta al maestro, que no acepta dicha replica, por lo que Ayame se resigna a ir. Ayame encuentra a Boron, jefe de los bandidos, y nada más verlo adivina que es el jefe, lo cual sorprende a éste, quien le pregunta como es que sabe quien es el jefe de la banda. Ella responde "te lo diré cuando te mate", y cumple su promesa diciendo "sabía que eras el jefe porque apestas más que los otros"

Después, la rebelión estalla en casa del Daimyo Gohda Matsunoshin, quien es traicionado por su tío, Gohda Motohide, que se ha aliado con varios samurais(entre ellos el Daimyo Toda Yoshisada, enemigo ancestral de Gohda). Dado que el clan Azuma era aliado de Matsunoshin, el maestro Shiunshai manda a sus ninjas Rikimaru, Ayame y Tatsumaru a acabar con la rebelión, jubilándose y cediendole el cargo a Tatsumaru. Cuando llegan al castillo Gohda, Tatsumaru encarga a Ayame defender a la señora Kei y a la princesa Kiku, esposa e hija de Matsunoshin, respectivamente. Ayame llega y encuentra a Motohide asesinando a la señora Kei y secuestrando a Kiku, pero no puede hacer nada para evitarlo porque un ninja aliado de Motohide, llamado Genbu, se interpone en su camino. Ayame lucha con ese ninja obeso y de luces escasas que finalmente sale huyendo, pero se para a espiar en el campo de guerra de Toda, quien esta reunido con Motohide. Ayame ve como Motohide pretende entregarle a la princesa secuestrada a Toda, y como éste en agradecimiento le mata, dado que no confía en un samurai que traiciona a su propio sobrino por obtener más poder. Ayame decide infiltrarse en el territorio de Toda y salvar a la princesa. Finalmente lo consigue, y la princesa le regala una pequeña campana, explicandole que es un signo de hermandad, y que ahora, mientras lleven ambas la campana cerca del corazón, serán hermanas. Ayame se encariña con la princesa y termina llorando, pero se repone y le explica que tienen que salir de allí. Cuando salen ven a Tatsumaru luchando contra una mujer en un acantilado, ambos se despeñan y dan a Tatsumaru por muerto.

Despues, estando el clan ninja Azuma de luto por la perdida de Tatsumaru, a Ayame le envían a investigar la isla Kubon, donde una banda de asesinos chinos parecen estar secuestrando aldeanos japoneses. Ayame va y llega al cuartel general de la banda china, donde mata al lider Wang Dahai y libera a los aldeanos. Entonces se encuentra con Genbu, que le habla del Amanecer Ardiente, una banda ninja que planea dominar el mundo. Tambien le dice que la lider es una mujer llamada Kagami.

A su regreso, Gohda Matsunoshin le comenta que el Amanecer Ardiente está atacando la aldea en cuarentena, donde cuidan y tratan de sanar a los aldeanos leprosos de las tierras de Gohda. Ayame va allí y encuentra a Tatsumaru. Sonríe y le saluda muy feliz de ver que está vivo, pero Tatsumaru dice que no la conoce, y que no se llama Tatsumaru si no Seiryu. Al parecer es un señor del Amanecer Ardiente, bajo las ordenes de Kagami, que es la mujer contra la que luchó en el acantilado. Ayame no da crédito a lo que ve y es atacada por 3 hombres del amanecer ardiente, a los que derrota.

Al volver a su aldea, Ayame encuentra que han exterminado a todos los habitantes y también a su maestro, ve a Tatsumaru alejandose hacia la colina de los cerezos y decide ir en su encuentro, matando a los ninjas enemigos que se le ponen por delante. Cuando está cara a cara con Tatsumaru y Kagami, ésta decide matarla, pero Tatsumaru quiere hablar con ella. Kagami se va y Ayame le pregunta si de verdad no recuerda nada. En ese momento Tatsumaru recuerda que cuando eran niños, Ayame le dijo "cuando sea mayor me casaré contigo, Tatsu", y grita "¡te llamas Ayame!". Ayame se alegra de que le recuerde y trata de abrazarle, pero Tatsumaru le amenaza con su espada y le dice que las cosas no pueden volver a ser como antes, y que si vuelven a verse, la matará. Ayame se llena de rabia y decide que matará a Tatsumaru ella misma.

Ayame se encuentra con Rikimaru, y deciden seguir el rastro de Tatsumaru gracias al olfato del perro ninja Semimaru. Cuando lo hacen, se encuentran con Byakko, un señor del Amanecer Ardiente que esta acompañado de un trigre enorme. Ayame mata al tigre y Rikimaru al hombre. Semimaru les indica que Tatsumaru está en unas cavernas. Cuando se introducen allí, ven que el Amanecer Ardiente pretende atacar el castillo Gohda en un barco de guerra llamado "el demonio de fuego". Ayame se esconde en el barco mientras Rikimaru va a avisar a Gohda del peligro.

Ayame dentro del barco trata de matar sigilosamente a todos los enemigos. Finalmente ve a Genbu y lo mata en un duelo. Al subir a cubierta lucha contra Tatsumaru y lo derrota. Pese a que le perdona la vida, él se suicida, argumentando que es un traidor y por tanto debe morir y pagar por sus crimenes. Ayame llora, ya que en realidad ella quería a Tatsumaru, pero decide reponerse, ser fuerte, y no volver a llorar en su vida. Al final, ella y Rikimaru, que se han quedado sin hogar, deciden servir fielmente al señor Gohda, dado que es un buen hombre que administra sus dominios con justicia.

Tenchu: Stealth Assassins

Ayame ya ha cumplido 21 años y sirve fielmente al Señor Gohda obedeciendo y acatando sus misiones. Se ha vuelto muy seria, fría y distante. Sigue siendo dada a insultar a sus enemigos, aunque siempre de una forma elegante. En esta etapa debe matar a un mercader llamado Echigoya, dado a matar a los mercaderes rivales y a negocios sucios como la extorsión y la usura. Ayame llega a la residencia de Echigoya, vigilada por algunos guardias, y finalmente llega hasta él, que se encuentra acosando a una mujer atemorizada. Cuando Echigoya ve a Ayame, llama enseguida a su guardaespaldas, quien lucha contra Ayame dando tiempo a Echigoya a escapar. Ayame mata al guardaespaldas en un duelo y finalmente encuentra a Echigoya escondido en un cuarto lleno de cofres de dinero. pese a que Echigoya tiene una pistola, no puede hacer nada contra Ayame, quien acaba con su vida, vengando así a todos aquellos que murieron o vivieron oprimidos por el malvado y poderoso mercader. Después Ayame se entera de que un grupo de forajidos pretende derrocar a Gohda, pero Ayame consigue robar el documento con los planes y llevarselo a Gohda, evitando de este modo una guerra brutal, ya que al conocer Gohda los planes del enemigo de antemano, pudo neutralizarlos sin un excesivo derramamiento de sangre.

Tiempo más tarde, Rikimaru se encontraba en un territorio hostil y fue capturado. Pese a que el código ninja prohibe rescatar a los prisioneros, Gohda le dice a Ayame que debe saltarse el código y rescatar a su compañero, quien se encuentra encerrado en una cueva del bosque. Ayame va y se encuentra la zona poblada por enemigos pero finalmente logra llegar a la celda donde se encuentra Rikimaru, que está custodiada por Goo, un hombre obeso que porta una porra y lleva muchas armas extrañas cargadas a la espalda, quien es finalmente derrotado por ella. Al rescatar a Rikimaru, se encontró por primera vez con Onikage, un ninja demoníaco que, como él mismo dijo, pretendía sembrar el caos en las tierras de Gohda.

Una vez Rikimaru había sido rescatado, Gohda se centró en las preocupaciones propias de un señor feudal de ese momento histórico. Japón vivía en paz ahora, pero años anteriores de guerra civil habían traido como consecuencia una realidad muy frágil, en la que en cualquier momento podía producirse un ataque, por lo que los daimyo debían andar con precaución. Gohda sospechaba que un daimyo vecino podía estar planeando una rebelión contra Gohda, y manda a Ayame a espiar. Las sospechas de Gohda resultan ser ciertas y en ese territorio se estaba preparando una rebelión contra Gohda, con un ejercito de 20000 hombres. Ayame debe volver al territorio de Gohda a informar a su señor, pero cerca de la frontera se encuentra con que para volver a casa debe cruzar un puesto de control enemigo. Ayame llega a dicho puesto de control y se encuentra con una chica que lleva una guadaña muy grande, con la que le amenaza dispuesta a no dejarle pasar. Ayame le dice: "es una bonita noche, deberías estar buscando un novio y no jugando con el arma de tu papá". La guardiana se enfurece y, diciendo que va a enseñarle modales, ataca a Ayame con intención de matarla. No obstante, no resulta ser una buena guerrera, por lo que Ayame la mata sin dificultad, diciendole que si se hubiera preocupado más de sus habilidades de lucha y menos de los modales ajenos, aún viviría. Ayame cruza el puesto de control y se encuentra con Senjuro Kagechi, quien no puede creer que su hermana Tazu haya sido derrotada por Ayame. Ambos luchan y Ayame gana la batalla, comentando que los padres de estos hermanos no hicieron un buen trabajo.

Pero otro problema surge cuando los agentes de Gohda comienzan a investigar a fondo sobre los negocios sucios del ejecutado mercader Echigoya. Descubren que el ministro de finanzas de Gohda, llamado Kataoka, estaba involucrado en los negocios sucios de Echigoya. Gohda consigue enterarse de que el ministro Kataoka ha estado abusando de su posición, aceptando sobornos y a cambio de ellos, ha firmado el proyecto de construcción de una ciudad en el territorio de Gohda, sin el permiso de éste. Gohda es consciente de los negocios sucios de Kataoka pero se ve capaz de mover un dedo contra él, pues es el yerno de su consejero y mano derecha de su gobierno, Sekiya Naotada. Comprendiendo el dilema de su amo, Sekiya ordena a Ayame matar a Kataoka, y ella resulta victoriosa en la misión.

Lamentablemente, todos estos problemas son pequeños comparados con el que viene ahora: la secta Manji ha robado una piedra en la que hace mucho tiempo, se atrapó un peligroso espíritu que tiene el poder de controlar las mentes y alterar los cuerpos. La secta Manji está usando la piedra para viajar con ella templo por templo, construyendo poco a poco un ejercito de zombis como seguidores. Y además, pronto van a comenzar a atacar a las poblaciones. Ayame debe recuperar la piedra y acabar con la secta antes de que sea demasiado tarde. Despues de matar a la mujer que custodiaba la piedra robada, aparece de nuevo Onikage, quien lucha contra Ayame hasta que se da cuenta de que la ha subestimado y huye.

La siguiente misión de Ayame resultaba menos espeluznante: debía acabar con el capitán Bulmer, el más sanguinario de los piratas que pasaban por los mares de Japón. De origen español, este pirata vivía de atacar los barcos mercantes que traían productos extranjeros a Japón. Ayame fue al barco pirata y derrotó a Bulmer, siendo ésta una misión relajada comparada con otras que había vivido. Al regresar supo que la princesa Kiku, a quien ella considera su hermana, había enfermado y por mucho que intentaran curarla, el mal no desaparecía. Sólo una hierba misteriosa que crece en la montaña Shiba podía curarla. Ayame fue a buscar dicha hierba sin dudarlo, pese a que era muy arriesgado subir a la montaña Shida, llena de precipicios, acantilados y caminos estrechos, pero cuando regresó, el castillo Gohda había sido ocupado por Onikage y su ejercito de ninjas, aparentemente ninjas demoníacos, que habían matado a todos los samurais de Gohda. Ayame consiguió acabar con varios ninjas enemigos y finalmente llegar hasta Onikage, a quien aparentemente mata, pues despues de recibir varios tajos de Ayame en un combate muy reñido, cae al suelo agonizando, pero enseguida aparece un resplandor y Onikage desaparece. Pero lo peor de todo no es eso: mientras Ayame luchaba contra Onikage, Meih-Oh, señor del infierno, secuestra a Kiku y la toma como rehén. Gohda no se atreve a hacer nada y tanto él como sus sirvientes están demasiado conmocionados. Con la princesa como rehén, el poder de Meih-Oh parece ilimitado, pues tiene a Gohda totalmente intimidado. Ayame va a los territorios de Meih-Oh, y se encuentra de nuevo con Onikage, quien es un sirviente de Meih-Oh. Esta vez Ayame consigue matar a Onikage, que cuando está agonizando le dice que la princesa está al fondo de la cueva, y se abre un pasadizo subterráneo en el que Ayame entra. Ayame lucha encarnizadamente con Meih-Oh, quien es un ser poderoso que se mueve a una velocidad casi instantánea y tiene una espada que lanza rayos, y finalmente lo derrota. Derrotado Meih-Oh, Kiku llega hacia Ayame y la abraza, explicandole que Rikimaru la ha salvado. Inmediatamente despues de esto aparece Rikimaru, diciendo que la cueva va a derrumbarse, y que deben salir cuanto antes. Los 3 se disponen a salir rapidamente cuando una gran roca cae y les corta el camino a la salida. Rikimaru deja su espada en el suelo y levanta la piedra para que Ayame y Kiku puedan salir. Ellas consiguen salir pero acto seguido una avalancha de piedras cae sobre Rikimaru, que murió heroicamente al permitir que Ayame y Kiku salieran antes. Una vez a salvo, Ayame hace una tumba simbólica para Rikimaru, y tanto ella como Kiku como Gohda le rinden un merecido homenaje en silencio.

Tenchu: Fatal Shadows

Un año despues de lo acontecido en Tenchu: Stealth Assassins, Ayame estaba explorando el territorio de Gohda en uno de sus viajes, cuando encontró la aldea Hagakure destruida. Los habitantes del pueblo agonizantes morían pronunciando "Kuroya". Ayame espía y se percata de que Kuroya es una banda asesina que ha destruido el pueblo, y logra enterarse de quienes son algunos de sus miembros más influyentes. En esos momentos, es atacada por una chica que cree que Ayame es una de los causantes de la destrucción de su pueblo. Ayame la derrota, pero como es consciente de que la otra chica lucha por una confusión, le perdona la vida y se va. Ayame había conseguido enterarse de que el lider de Kuroya se llamaba Jyuzou, y que tenía una cita en el pueblo Hakogake, por lo que decide espiarle. Tras seguirle hasta el punto de encuentro de la cita, Ayame se percata de que la cita era simplemente con su novia, una mujer inofensiva. Jyuzou le comenta a Tatsukichi(su novia), que una ninja les ha seguido. Ayame sale de su escondite y Tatsukichi se le pone por delante con un cuchillo envenenado, siendo facilmente asesinada por Ayame, que se dispone a luchar contra Jyuzou cuando la agonizante mujer la sujeta del tobillo, permitiendo que Jyuzou huya. Todo esto había sido una trampa para ver la peligrosidad de Ayame. (Jyuzou había planeado que Ayame fuera atraída a Hakogake)

Despues, en su lucha contra la banda Kuroya, Ayame descubre que Jyuzou se ha ocultado en la cueva Bougetsu, pero no es él único ocupante, ya que en la misma cueva se encuentra un ex-samurai, convertido ahora en bandido, y que a juzgar por los rumores, parece ser que este bandido está aliado con Kuroya,. Ayame decide matarlo, pero cuando llegó el hombre ya estaba muerto. La chica de Hagakure se le había adelantado, y Ayame tuvo que salir de la cueva de los bandidos rápidamente. Volvió a encontrarse con aquella joven en un puente cerca de los dominios del masajista Nasu. Como aquella creía que Ayame era responsable del genocidio de su pueblo volvieron a luchar, aunque Ayame paró la lucha. Entonces dijo: ¿por qué no sales de las sombras? y salio una tercera mujer que dijo "veo que me has descubierto". La chica de Hagakure se alegró de ver a la tercera mujer diciendo "¡Futaba, estás viva!", pero Futaba se ríe de ella y le apunta con la ballesta de dardos envenenados. Ayame le explica a la chica de Hagakure que Futaba es una de las que arrasaron su pueblo y aquella entonces ataca cegada por el odio, siendo envenenada por Futaba. Cuando esta le va a dar el golpe de gracia, Ayame se interpone, y los dardos se clavan en su carne. Ayame tira a la otra chica al río que está debajo del puenta para salvar su vida, y sale huyendo, pero ve que ha perdido la campana que le une con Kiku, que está bajo la sandalia de Futaba. Ayame va a recuperarla y pierde el sentido a los pies de Futaba, que la captura y la encierra en un calabozo del caserón Kuroya, un cuartel de esa banda asesina.

Ayame despierta, y no se encuentra bien debido a los efectos del veneno, cuando la chica de Hagakure( que le revela que se llama Rin, y que es del clan Beniya) aparece y le da un antídoto. Entonces Ayame le dice que Gohda le había encargado darle un mensaje a uno de sus hombres llamado Mimizuku, pero que no puede hacerlo porque tiene cosas personales que hacer, y se lo encarga a Rin, quien promete hacerlo. Despues Ayame sale del calabozo y llega hasta los aposentos de Shinogi, un samurai armado con 3 espadas, miembro de Kuroya, que le devuelve la campana y le dice que no entiende por qué ella está luchando contra Kuroya, ya que ellos no le han hecho nada. Ella responde "las mujeres somos un poco caprichosas, no espero que lo entienda alguien que mata por dinero", él le explica que no mata por dinero si no por diversión, lo cual repugna a Ayame, quien admite que diciendo esas cosas hace que matarle resulte mucho más facil. Ayame lo mata y huye del caserón, preocupara por si realmente Rin cumplirá su promesa de entregar el mensaje, cosa que decide comprobar. Ayame va al punto de encuentro con Mimizuku y ve que Rin ha cumplido su promesa. entonces Ayame le dice: "ya me has devuelto el favor, la deuda está saldada", y se va. A Rin le sorprende la seguridad de Ayame en sí misma.

Finalmente Ayame continúa su viaje y lucha contra Ranzou, asesino Kuroya con poderes mágicos como paralizar a su rival(dependiendo de la habilidad del jugador Ayame mata o no a Ranzou, si no lo matas en pocos minutos huirá). Tras rescatar a Ogin, una anciana que estaba siendo torturada por Ranzou, (y que era por otra parte un pez gordo del negocio del asesinato a sueldo), Ayame continúa su viaje.

En un pueblo atestado de Asesinos Kuroya, Ayame y Rin se encontraron por última vez. Rin le agradeció su ayuda(en referencia a que le abrió los ojos sobre que Futaba era una traidora, y sobre cómo le salvó la vida en el puente), y Ayame le dijo "no sé de qué me hablas". Muchos asesinos Kuroya venian a por Rin enfurecidos gritando "¡Beniya!", ya que ésta acababa de matar a Jyuzou, en venganza por destruir su pueblo, y por encargo de Ogin. Rin le dijo a Ayame que ya estaba cansada de huir, y que se iba a enfrentar a ellos. Ayame le deseó suerte y le dio la espalda. Mientras se alejaba, Ayame siente compasión por Rin, y se lleva la mano a sus espadas impulsivamente, deseosa de ayudar a Rin. Pero finalmente decide que no debe hacerlo, y decide irse a casa sin interferir en la batalla.

Tenchu: La ira del cielo

Dos años después de lo ocurrido en Tenchu: Fatal Shadows, Ayame tiene la misión de rescatar a unas muchachas de las tierras de Gohda que son secuestradas por una banda de canallas. Finalmente llega a la casa del ronin Tajima, que está jugando una partida de cartas con una chica a la que está desvalijando limpiamente, aunque Ayame cree que la está violando, ya que cuando escucha el diálogo da esa impresión, pero Ayame entra a la casa y ve que no es lo que parece. Tajima, que es uno de los secuestradores, menciona algo de Echigoya, quien parece ser el hijo del anterior mercader, y acto seguido saca una katana y un trabuco, dispuesto a matar a Ayame, pero es él quien pierde el combate. Despues de matarlo, Ayame va a los dominios de Echigoya y ve que Nasu, un ministro de Gohda, se ha aliado con el mercader de mujeres. Ambos hablan de unas joyas misteriosas que se cree están escondidas en el reino de Gohda, son 3, y el que consiga hacerse con todas obtendrá un gran poder, y de momento ya han conseguido una, la Joya de la Tierra. Ayame entonces aparece y Echigoya llama a sus guardias, quienes son aniquilados por Ayame sin que casi les mire, y despues lucha contra Nasu. Ayame lo mata y va a por Echigoya, a quien encuentra ya muerto.

Cuando Ayame volvió, informó a Gohda sobre las 3 joyas que mencionó Echigoya y éste asintió en silencio, pero no hizo ningún comentario y pidió a Ayame que no volviera a pensar en ello, pero meses después, uno de los hombres de Gohda, llamado Hamada, toma a su señor como rehén a cambio de la Joya de la Virtud. Al mismo tiempo el castillo es invadido por un grupo de ninjas misteriosos. Ayame consigue abrirse camino hasta su señor, que se encuentra con la katana de Hamada en el cuello, y libera a Gohda lanzando un cuchillo contra Hamada cuando él no se lo espera(primero hizo como si se dispusiera a hacer lo que Hamada le pedía, para que bajara la guardia), y del susto el traidor suelta a Gohda. Ayame lucha contra él y lo mata. Pero una vez muerto, Hamada empieza a hablar con otra voz muy siniestra, diciendo que tiene la Joya de la Tierra, y que va a por el resto. Gohda le dice "Hamada, ¿que estás diciendo?" y la voz misteriosa que sale del cadaver del traidor dice "No soy Hamada, soy Tenrai". Gohda se sorprende de que Tenrai conociera el secreto de las 3 joyas, que le fueron concedidas al reino de Gohda hace mucho tiempo, para facilitarle el control de sus dominios, aunque dos de ellas fueron robadas en el pasado por ladrones, haciendo que Gohda sólo tuviera en su poder la Joya de la Virtud. Entonces Gohda y Ayame se percatan de que Tenrai es la verdadera amenaza y está detrás de todo, además de ser un brujo muy poderoso que incluso puede manejar cadáveres como sus propias marionetas. Dada la situación, Gohda ordena a Ayame ir al cementerio, a buscar unas espadas especiales llamadas Yoto para acabar con enemigos sobrenaturales. Ella obedece y va hacia el cementerio y tras luchar con un zombie, huye del cementerio con las Yoto.

Dos meses después, dado que los hombres de Gohda habían buscado la Joya del Cielo sin éxito, y el tiempo apremiaba pues era importante encontrarla antes que los secuaces de Tenrai, la nueva misión de Ayame es visitar a Zennosuke, un viejo sabio que parece ser que tiene información sobre dicha joya, pero cuando Ayame llega a su casa ha sido asesinado. Ayame se encuentra con Tesshu Fujioka, un discípulo de Zennosuke que cree erroneamente que Ayame es la asesina de su maestro. Intenta luchar contra ella y se percata de que Ayame es una ninja Azuma, y como su maestro le dijo que nunca luchara contra un Azuma, para la pelea y deja de creer que ella sea la asesina. Una vez Tesshu se va, aparece Rikimaru, que en teoría había muerto. Ayame le ataca y al ver que "Rikimaru" no esquiva la hoja dice: "tú no eres Rikimaru, él hubiera esquivado mi hoja". Al verse descubierto, el impostor intenta matar a Ayame pero es derrotado por ella. Después de esto, Ayame es narcotizada por un dardo venenoso, y varios ninjas la secuestran y la encierran en el castillo Amagai, que está lleno de artificios como conductos de gas venenoso y autómatas de madera. Tesshu ve como es secuestrada y decide ayudarla, yendo al castillo Amagai y sacándola de la celda. Cuando Ayame sale, tiene que luchar contra Kimaira, un excentrico doctor que maneja un robot de combate. Tras matar a Kimaira, Ayame se va y se encuentra con Rikimaru, ahora el autentico, que al parecer no había muerto en Tenchu: Stealth Assassins y Onikage, que ha vuelto a la vida gracias al brujo Tenrai. Ahora el jugador puede elegir luchar contra Onikage o dejarselo a Rikimaru. Después de esto, decide ir al templo budista, ya que cuando fue a rescatarla, Tesshu le comentó que, según Zennosuke, la Joya del Cielo está escondida en el ojo de la estatua de Buda que hay en el templo, y dado que Tenrai quiere obtener esas joyas para hacerse con un gran poder, Ayame ha de coger la joya antes que ellos. Ayame va al templo pero encuentra que Tatsumaru acaba de sustraer la joya del ojo. Al parecer Tenrai había resucitado también a Tatsumaru con sus poderes y lo estaba utilizando para su malvado plan. Ayame intenta luchar contra Tatsumaru pero éste le advierte que la matará, poniendole la punta de su katana en el cuello de Ayame, quien se percata de que no tiene ninguna posibilidad. Por tanto, Tatsumaru consigue la joya. Después, Ayame se entera de que Sekiya Naotada, consejero de Gohda, ha sido secuestrado por las hordas ninjas de Tenrai, y está retenido en la caverna de piedra caliza. Antes de dirigirse a rescatarlo, Kiku le da su campana de hermana, para que le de suerte .Ayame va y lo rescata, pero al final un shikigami acaba con la vida del consejero. Ayame se topa con Kagura, mujer al servicio de Tenrai experta en invocar shikigamis. Kagura y su lobo atacan a Ayame, y finalmente ella acaba con los dos. Cuando Kagura agoniza, Ayame le dice "Ahora tendrás toda la eternidad para pensar en lo que has hecho". Finalmente, Ayame va a la fortaleza Tenrai, a acabar con el brujo. En la fortaleza se encuentra con Tatsumaru, y esta vez lo derrota, haciendo que el control de Tenrai sobre Tatsumaru se desvanezca. Ahora, dependiendo de si el jugador decidió luchar contra Onikage o dejarselo a Rikimaru, la historia cambiará:

-Si decidiste luchar aparece Onikage dispuesto a matar a Ayame, pero Tatsumaru sujeta a Onikage, y decide que ambos vuelvan al infierno.

-Si decidiste dejarselo a Rikimaru, simplemente Tatsumaru pide a Ayame que le perdone, ella dice que tiene mucho que contarle, y que volverá cuando termine su misión, y Tatsumaru se queda lamentando sus acciones bajo el control de Tenrai.

En cualquiera de los dos casos, Ayame sigue avanzando hasta encontrarse con Tenrai, que le dice que pretende hacerse con las 3 joyas porque, con el poder de estas y su propio poder, revivirá a Meih-Oh y lo utilizará como su esclavo. Lucha contra él, y pese a que el brujo tiene muchos más poderes, Ayame le derrota. Entonces Tenrai usa la joya que robaron Nasu y Echigoya, y la que robó Tatsumaru, y sus poderes aumentan mucho pese a que le falta una de las 3 joyas. Ayame se ve en aprietos, ya que el poder de Tenrai la paraliza, pero de repente la campana que lleva en su corazón, simbolizando la hermandad que siente por Kiku, comienta a brillar y eso le permite moverse y luchar contra el brujo. Finalmente Ayame mata a Tenrai. Ahora el final cambiará dependiendo de si decidiste luchar contra Onikage o no en el castillo Amagai:

-En el primer caso, Ayame se encuentra agotada por el combate, cuando Onikage le ataca con una katana, siendo éste neutralizado por Rikimaru. Rikimaru le explica a la agotada Ayame que las campanas fueron hechas con la Joya de la Virtud, que tiene el poder de anular la tremenda potencia del poder de las otras dos joyas, en caso de que se abusara de dicho poder, y esto fue algo que Gohda siempre ocultó. Después de la explicación, tiende la mano a Ayame para ayudarle a levantarse. Ayame se levanta sin necesidad de ayuda y dice "vamos a casa".

-Si decidiste dejar a Rikimaru luchar contra Onikage, Tenrai invoca a Meih-Oh antes de morir pidiendo que su propia alma le alimente. Entonces aparecen Rikimaru y Tatsumaru, quien le pide a su compañero que se lleve a Ayame de allí, y que él se encarga de el resto. Rikimaru hace amago de objetar, pero él le dice que le deje hacer una buena acción para expiar todas sus malas acciones. Entonces Rikimaru coge a la agotada Ayame para llevarsela, pero ella se suelta y se va corriendo junto a Rikimaru. Tatsumaru entonces se carga con una caja de explosivos y una bomba, diciendo "maestro Shiunshai, me he desviado del camino, dame fuerzas para expiar mis acciones", y decide inmolarse junto al portal que conecta los vivos con los muertos, para evitar que vuelvan los males. Luego Ayame está subida en un tejado y escucha la voz del espíritu de Tatsumaru, quien le explica que hace mucho, los dioses crearon las Joyas de la Tierra y del Cielo para ayudar a los hombres, pero viendo que ellos podían usar mal los poderes de las joyas, crearon la Joya de la Virtud para que ésta pudiera anular el poder de las otras dos en caso de que fuera usado para malas acciones, y que las campanas que ella y Kiku tienen, fueron hechas con la misma Joya de la Virtual. Ayame evoca el recuerdo de Tatsumaru cuando desde abajo Kiku la saluda alegremente, y a lo lejos llegan corriendo Gohda y Sekiya, que al parecer no murió al ser atacado por el shikigami

Tenchu: Return from Darkness

Este juego es idéntico a Tenchu: la ira del cielo para Playstation 2, pero creado para Xbox, por lo tanto la historia es la misma, aunque incluyen 2 nuevas misiones entre el momento que Ayame encuentra las Yoto y que va a la aldea ronin a ver a Zennosuke. La trama de dichas misiones consiste en que un samurai de Gohda llamado Kanbe Tadokoro sabe algo sobre la Joya del Cielo y también planea una rebelión contra su señor. La misión de Ayame es parar la rebelión. Ayame llega hasta Tadokoro y le dice que necesita ser castigado por su traición,a lo que el responde que sabe que no puede escapar, así que acepta que le mate. Sin mostrar ninguna intención de matarle, Ayame le dice que necesita preguntarle sobre la ubicación de la Joya del Cielo. Tadokoro dice que no sabe nada y se suicida, apareciendo después Mifuyu, hija del traidor, diciendo que su padre era valiente y tendrá un gran funeral, y acto seguido desenvaina sus espadas y se encara con Ayame, quien alega a que ella no lo mató, si no que fue él mismo. Mifuyu cree que Ayame obligó a su padre a suicidarse, y que despues de lo que acaba de ver, no puede permitirle vivir. Las dos mujeres luchan hasta que Ayame decide parar, porque piensa que Mifuyu es muy parecida a ella, y que no hay motivo para luchar. Despues de dejar de luchar, Ayame le dice que hay mejores formas de vivir, como una chica, o como una señora. Después de este consejo, Mifuyu le revela que la Joya del Cielo está escondida en el templo desierto que hay fuera del pueblo, que ella escuchó los planes de su padre porque sabía que no tramaba nada bueno, y ella quería proteger el buen nombre de su familia. Ayame se dirige al templo dejando a Mifuyu desorientada, pues ha dedicado su vida a las espadas y ahora duda de que camino debe escoger.

Ayame va al templo desierto y encuentra una réplica de la Joya del Cielo, pero aparece un hombre misterioso y parte la joya en dos con su espada. Éste le dice que esa no es la joya auténtica, que se llama Jinnai, que es uno de los 6 señores oscuros de Tenrai, y que ha sido enviado para matarla. Ayame se dispone a luchar cuando un cuchillo se clava cerca de donde están ellos, lo cual provoca que Jinnai huya. Este cuchillo es una señal de Tatsumaru hacia Jinnai, quien no quería que la matara porque quiere hacerlo él mismo.

Tenchu: Time of the assassins

Unos ninjas merodean por las tierras de Gohda, quien teme por la paz de sus tierras y le pide a Ayame que investigue. Ayame investiga y encuentra a Rikimaru por allí. Él le pregunta que qué hace ahi, y cuando Ayame le contesta con la misma pregunta, él dice que no piensa contestarle Rikimaru, y entonces Ayame se percata de que es un impostor, y el falso Rikimaru decide matarla para que "cierre el pico para siempre", pero como era de esperar, es él quien muere a manos de Ayame. Después recibe una carta de Mifuyu, que le advierte que el autentico Rikimaru ha sido secuestrado, (seguramente para que no estorbara mientras era suplantado por el enemigo), y que vaya a verla para más información. Pese a que desconfía de ella, es importante rescatar a Rikimaru, por lo que Ayame va a su encuentro y Mifuyu la noquea y encierra en una jaula. Después de esto, Yuge Jonosuke, un samurai que antaño planeó un ataque contra Gohda, le ayuda a escapar, aunque Ayame no se fía de él. Al final Yuge le dice a Ayame "me recuerdas a un hombre llamado Rikimaru". Ayame le dice que le diga todo lo que sepa, a lo que Yuge responde que Onikage "se ha asegurado de que Rikimaru no interferirá", después dice unas palabras extrañas ("el ojo de la razón mostrará el camino verdadero") y Ayame no se encuentra bien, aunque por el momento ignora que Yuge la ha hechizado. Después Ayame vuelve a donde estaba Mifuyu y ésta esta dispuesta a matarla. Ayame no quiere matar a Mifuyu, pero como ésta le ataca, no le queda más remedio, y finalmente Ayame acaba con Mifuyu. Mientras Mifuyu agoniza, Ayame le pregunta por qué hizo esto, a lo que ella contesta que lo hizo por Lord Onikage. Hablando con ella, Ayame descubre que Onikage había manipulado a Mifuyu basándose en los sentimientos hacia su padre, quien había deseado en vida derrocar a Gohda, y como éste era el objetivo de Onikage, la había utilizado haciendole ver que acabar con Gohda era el último deseo de su padre y que podrían hacerlo juntos. Ayame le echa en cara haber confiado en alguien como Onikage, que nunca tiene buenas intenciones, y entonces Mifuyu se percata de su estupidez, y justo antes de expirar, le dice que los hombres de Onikage se dirigen al castillo de Gohda. Ayame va a la aldea donde éstos están reunidos y los extermina. Interrogando al último que queda se entera de que Jinnai también anda involucrado en esto, y se va a casa de Jinnai a matarlo. después de matar a los dos hermanos Jinnai, Ukyo y Sakyo, Ayame se entera de que Rikimaru está encerrado en un templo. Va a rescatarlo pero en su lugar encuentra a Tatsumaru. Como antaño Tatsumaru fue un enemigo, cree que ha vuelto a resucitar y le ataca, pero antes de matarlo se da cuenta de que es Rikimaru, y comprende que las palabras de Yuge eran un hechizo para confundirla, y por eso vio a Rikimaru como si fuera Tatsumaru. Enfurecida decide ir a luchar contra Onikage, pero al final Onikage huye, diciendole antes a Ayame que es una aguafiestas por haberle estropeado los planes(matando al rikimaru impostor, a todos sus hombres, a Jinnai, y rescatando a Rikimaru). Despues de huir desapareciendo, le dice a Ayame que volvera a atacarla, y que espera que sea una buena pelea.

Tenchu: Shadow Assassins

Ayame tiene que matar a un mercader malvado que secuestra mujeres, y entre los secuestros, está la princesa Kiku. Cuando mata al mercader, éste le dice algo de un ninja de pelo gris, que al parecer estaría cometiendo actos malvados con él. Cuando rescata a Kiku, un ninja identico a Rikimaru les ataca a Kiku y a Ayame, por lo que ésta cree que Rikimaru es un traidor. Este engaño, perpetrado por Rinshi (una kunoichi del clan Shida) hace que Ayame ataque al autentico rikimaru en el castillo Gohda, y se lleve a Kiku creyendo que Rikimaru la quiere raptar. esto hace que Rikimaru crea que Ayame es la traidora. Cuando Ayame esta huyendo, Rinshi le muestra que la ha engañado, y que estaba disfrazada de Kiku, por lo que Ayame ha huido con una impostora. Entonces llega Rikimaru y Ayame se percata entonces de que el Rikimaru traidor de antes debía ser un impostor. Rikimaru mata a Rinshi, y después deciden salvar el castillo Gohda, que está en llamas, y que al parecer lo ha quemado Sekiya Naotada. Cuando llegan al castillo, resulta que Sekiya era en realidad Onikage disfrazado, y tiene secuestrada a la autentica Kiku. Rikimaru lucha contra Onikage, y este usa a Kiku como escudo humano, provocando a Rikimaru a que le ataque. Rikimaru cae en la provocación y ensarta a los dos en su katana, haciendo que la princesa muera y Onikage no, ya que el tiene poderes demoníacos y no es facil de matar. Finalmante Ayame es poseida por Onikage y el juego acaba.

Personalidad Editar

Ayame era en un principio una chica alegre e informal, pero dado que desde su adolescencia tuvo que participar en conflictos sangrientos, terminó volviéndose seria, fría y muy centrada en su deber. Un antes y un después quedó marcado al ver morir a Tatsumaru, momento en el que decidió no volver a llorar. Rescatar a la princesa Kiku también le influyó sobre su personalidad, tomando un gran cariño a la princesa hasta considerarla su hermana.

Como se comenta en el párrafo anterior, las experiencias que ha sufrido Ayame a lo largo de su vida la han convertido en una mujer fría, seria y distante, pero además de eso es muy dada a insultar a sus enemigos o mofarse de ellos de algún modo, aunque nunca cayendo en lo soez, si no más bien burlandose de ellos con elegancia. Parece ser que ha sido así siempre, ya que en Tenchu 2, ya le dijo al jefe de los bandidos que adivinó que era el jefe porque apestaba más que los otros.

Recepción Editar

Ayame ha sido un personaje recibido, en términos generales positivamente, recibiendo varios reconocimientos: -En la web "The Armchair Empire" ella y Rikimaru ocupan el 6º puesto en el Top Ten de los 10 mejores ninjas en 2006.[1]

-Ambos ninjas ocuparon también el primer puesto del top 7 de mejores ninjas de Gamesradar en 2008, argumentando que son los ninjas más realistas vistos en un videojuego[2](curiosamente, esta misma web los incluyó en una lista de los 7 peores ninja en 2006, argumentando que la jugabilidad de Tenchu es mala y que no encuentra sentido a la danza que hacen tras matar a un enemigo)[3]

-En 2009 Rikimaru y Ayame aparecieron en la lista de personajes de videojuego más patrióticos de GameDaily.com, debido a que arriesgan sus vidas sin dudarlo para proteger su país de peligros como guerras, mafias, monstruos, etc[4]

-En 2010, Gamepro incluyó a Ayame con el puesto 9º en un Top Ten de los mejores ninjas de videojuego. Pese a ocupar el puesto noveno, se argumentó que era la más sigilosa de la lista, y la "ninja perfecta". También se hizo mención especial a que merece un aplauso porque tiene un cuerpo con proporciones realistas, y no parece una stripper o una muñeca hinchable, a diferencia de otras ninjas de videojuegos como Taki o Mai Shiranui. (pese a que en las descripciones de cada personaje de la lista, Ayame fue mucho más elogiada, Taki ocupó el puesto 2º, y Mai Shiranui el 6º. En ambos casos se argumentaba que tenía mérito que ambas mujeres pudieran mantener el equilibrio y además, ser capaces de luchar y derrotar oponentes)[5]

-En 2011, la web de ocio UGO.com hizo una lista de las 25 mujeres ninja más deseables y mortíferas (aunque se incluyeron algunas que no son ninjas, como Kimberly de Mighty Morphin Power Rangers), tanto de videojuegos como de cine, televisión y cómics, ocupando Ayame el primer lugar.[6]

Curiosidades Editar

-En Tenchu: Stealth Assassins, en la misión "ejecuta al ministro corrupto", con Ayame hay que matar al ministro, mientras que con Rikimaru no hace falta dado que él mismo se suicida para expiar su traición. esto se debe a que Ayame le pregunta cómo ha podido traicionar a alguien que le dio confianza, y él dice "no permito que una mujer me hable así". Con Rikimaru parece entenderse mejor que con Ayame, seguramente porque el ministro es algo misógino.

-En Tenchu: la ira del cielo, la historia cambia dependiendo de si eres Rikimaru o Ayame. Algo significativo es que con Rikimaru, Sekiya Naotada no muere, como ocurre con la historia de Ayame

-En Tenchu: Shadow assassins, el diseño de Ayame cambia radicalmente, pareciendo una mujer totalmente diferente. No sólo su cara es radicalmente distinta, si no que además lleva minifalda, lo cual resulta absurdo en una kunoichi del japón feudal. También en este juego Ayame es engañada cuando le muestran un Rikimaru falso haciendo maldades, que le lleva a creer que Rikimaru es un traidor, mientras que en Tenchu: la ira del cielo, intentan engañarle también con el mismo truco y se da cuenta de que es un Rikimaru falso desde el principio.

Notas y referenciasEditar

  1. http://www.armchairempire.com/Features/Weekly-Top-10/best-ninjas.htm
  2. http://www.gamesradar.com/xbox360/f/the-top-7-assassins/a-20080205202336643044/g-2007012414300502054/p-4
  3. http://www.gamesradar.com/ds/nintendo-ds/news/the-top-7-lamest-ninja/a-20070806152046543044/g-20060308162345714070/p-3
  4. http://www.gamedaily.com/articles/galleries/gamings-greatest-patriots-team-japan/?page=7
  5. http://www.pcworld.idg.com.au/article/321647/top_ten_video_game_ninjas/?pp=3
  6. http://www.ugo.com/girls/ayame-tenchu

Enlaces externos Editar